Tipo cambio variable, valor dólar: 693
Ver más sobre tipo de cambio y condiciones generales.

MESA CENTRAL

322680448

Móvil / Whatsapp

+569 4219 2210

RUSIA CLÁSICA


Duración: 9 Días


Comidas: 3


Categoría: Selección

Precio desde:

Valor Desde en H.Doble
USD $1,610

Valor Desde en H.Single
USD $1,940

WPCS 1.1.0

*Precio por persona en base a Categoría Económica, tipo de cambio variable. Revisar acá. Consulta por Categorías Superiores.

Validez: Desde Mayo del 2019 hasta Octubre del 2019
Días operación: Martes
Recorrido:
RUSIA:  3 Nts Moscu , Tren Diurno MOSCU-SAN PETERSBURGO , 4 Nts San Petersburgo

NO INCLUYE EL PASAJE AEREO INTERNACIONAL DESDE Y HACIA CHILE.

 

>Tipo cambio variable, valor dólar: $ 693 Pesos Chilenos
Ver más sobre tipo de cambio y condiciones generales.

¿Te interesa viajar?



Revisa el programa completo, día a día

Día 1: AMÉRICA – MOSCU (H)

Salida de la ciudad de origen en vuelo con destino a Europa.

Día 2: MOSCU (MP)

Llegada a Moscú y traslado al hotel. Tiempo libre para conocer la capital de Rusia. Cena y alojamiento.

Día 3: MOSCU (MP)

Desayuno y visita panorámica, en la que conoceremos la historia de la ciudad, desde el gran imperio que surgió a partir del siglo XVI cuando se formó el Estado Ruso hasta nuestros días, pasando por la época soviética: la Avenida Novi Arbat; los muelles del río Moskova; la Plaza Roja, con el Museo de Historia y la Catedral de la Intercesión o de San Basilio; el Parque de la Victoria; el Teatro Bolshoi; etc. También visitaremos el Metro de Moscú, considerado como un auténtico “Palacio subterráneo” cuyas obras se iniciaron en agosto 1931. Almuerzo. Tarde libre, que puede aprovechar para conocer alguno de los interesantísimos lugares que nos ofrece la ciudad, como Catedral de San Basilio, fi nalizada en 1561 donde destacan sus cúpulas de colores, el GUM, o museos como la Galería Estatal Tretyakov, con colecciones que abarcan el período del S. X al S. XX y todas las escuelas de pintura de Rusia, empezando con los iconos antiguos y hasta las obras de vanguardia. Si lo desea en la noche se realizará una visita opcional nocturna de Moscú. Alojamiento.

Día 4: MOSCU (AD)

Desayuno. Día libre para terminar de conocer los innumerables tesoros de la capital de Rusia. En la mañana (opcional) haremos una excursión a Sergei Posad, considerada como una de las poblaciones más interesantes del llamado Anillo de Oro. Según la leyenda, aquí se fabricaron las primeras y populares “matrioshkas”. Regreso a nuestro hotel en Moscú. Tiempo libre. Si lo desea en la noche podrá adentrarse en la cultura popular rusa asistiendo a un típico espectáculo en el que conocerá la esencia del folklore característico de este gran país. Alojamiento.

Día 5: MOSCÚ – SAN PETERSBURGO (AD)

Desayuno y día libre. Posibilidad de realizar una visita opcional al Kremlin, antigua residencia de los zares, con las catedrales de la Anunciación y de la Asunción, en ella se coronaban los zares y la de San Miguel Arcángel, en la cual están enterrados numerosos zares. A la hora prevista, traslado a la estación de ferrocarril para tomar un tren de alta velocidad con destino San Petersburgo. Llegada y traslado al hotel. Resto del tiempo libre para empezar a conocer la capital cultural de Rusia. Alojamiento.

Día 6: SAN PETERSBURGO (MP)

Desayuno. San Petersburgo, capital cultural de Rusia, fundada por el zar Pedro el Grande en el año 1703 con el propósito de dar una salida a Rusia hacia Europa, siendo capital del país hasta 1918. La ciudad cambió de nombre varias veces, llamándose Petrogrado entre 1914 y 1924 y Leningrado, desde esa fecha hasta 1991 en que retomó su nombre original. Visita panorámica: Plaza del Palacio y Palacio de Invierno, San Isaac, el Almirantazgo, la Avenida Nevsky, Isla Vasilievski, la catedral de Nuestra Señora de Kazán, etc. Almuerzo. Tarde libre. Alojamiento.

Día 7: SAN PETERSBURGO (AD)

Desayuno. Día libre o excursión opcional a Petrodvorets, lugar de veraneo fundado por Pedro I en 1705. Su construcción original se debe a arquitectos como Braunstein, Zemtsov y Leblond, más tarde rediseñada y ampliada por Bartholomeo Rastrelli, arquitecto favorito de Catalina la Grande y donde conoceremos sus maravillosos jardines. Visita opcional de la Fortaleza de Pedro y Pablo, antigua prisión zarista, en la que hay una de las catedrales de la ciudad, la cual alberga las tumbas de la Dinastía Romanov, y la Catedral de San Isaac y su museo de iconos y mosaicos. Alojamiento.

Día 8: SAN PETERSBURGO (AD)

Desayuno. Visita opcional de El Hermitage, museo que ocupa seis edificios, entre los que se encuentran el Palacio de Invierno, residencia oficial de los zares, el Palacio Menshikov, el Edificio del Estado Mayor. El Hermitage figura entre los museos más importantes y más grandes del mundo junto con el Louvre en Paris, el Museo Británico en Londres, el Prado en Madrid y el Metropolitan de Nueva York. También si lo desea podrá realizar una visita opcional del Palacio Yusupov uno de los más bellos del mundo por la riqueza y variedad de sus estancias y celebre porque en él ocurrió el asesinato de Rasputín, uno de los personajes más misteriosos y oscuros de la historia rusa. Alojamiento.

Día 9: SAN PETERSBURGO (D)

Desayuno. Tiempo libre hasta la hora que se indique de traslado al aeropuerto para tomar el vuelo a su ciudad de destino. Fin de nuestros servicios.

¿Quieres más información de los lugares?

Moscú es la capital de Rusia, y una de las dos ciudades federales, centro administrativo del Distrito Federal Central y del óblast de Moscú, además de ostentar el título de ciudad Heroica. Durante gran parte del siglo XX fue capital de la extinta Unión Soviética y la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. Con 10,562,099 de habitantes permanentes (2010) es la ciudad más poblada de Rusia y de Europa. Moscú es un importante centro económico. En 2008 Moscú fue nombrada como la ciudad más cara del mundo por tercer año consecutivo. Es además un importante centro político, cultural y científico del país. Moscú está localizada a ambas orillas del río Moscova donde tiene tres puertos que permiten la conexión con el océano Atlántico y el océano Glacial Ártico. Además posee cuatro aeropuertos internacionales, nueve estaciones de tren y, desde 1935, una red de metro. Moscú posee un clima continental con rigurosos y largos inviernos, y suaves y breves veranos. Los días nubosos y cubiertos son frecuentes a lo largo del año, por ello que en invierno las horas medias de insolación pocas veces superen 15 minutos diarios. Las temperaturas en invierno rara vez superan los 0°C, con abundantes días de nieve. La nieve en las calles de la ciudad puede permanecer medio año perfectamente, desde finales de octubre hasta principios de abril. En olas de frío severas las temperaturas pueden descender hasta los -50°C, temperaturas incluso inferiores que se han registrado en varias ocasiones hasta la fecha. La primavera durante las primeras semanas es fría, aunque por lo general es suave a partir de abril-mayo donde comienzan a ser frecuentes los días de lluvia. En verano, las temperaturas ascienden en puntuales casos hasta los 35°C con olas de calor, aunque oscilan normalmente entre los 10°C y 30°C. Las tormentas también suelen ser habituales. El máximo pluviométrico se da en esta estación, coincidiendo con la época de temperaturas más elevadas. Durante el otoño vuelve la época de transición del calor al frío, y las nevadas vuelven a ser normales a partir de finales de octubre.

San Petersburgo (en ruso: Санкт-Петербург, AFI: [sankt pʲɪtʲɪrˈburk]) es la segunda ciudad en importancia de Rusia, con 4.600.310 habitantes (2010) y un área metropolitana de 5,85 millones. Está enclavada en la Región de Leningrado, nombre que compartía con la ciudad durante la época soviética (1924–1991). Los otros nombres de la ciudad fueron Petrogrado (Петрогра́д, 1914–1924) y Leningrado (Ленингра́д, 1924–1991). Fue fundada por el zar Pedro el Grande el 16 de mayo de 1703 con la intención de convertirla en la “ventana de Rusia hacia el mundo occidental”.[2] A partir de entonces se convirtió en capital del imperio ruso durante más de doscientos años hasta que tras la revolución rusa la capital del país regresó a Moscú. Actualmente San Petersburgo es la segunda ciudad más grande de la Federación Rusa y una de las ciudades más grandes de Europa. El centro de la ciudad es considerado por la Unesco, patrimonio de la humanidad. San Petersburgo es además sede de la corte constitucional de Rusia.